clima

fuego2

El fuego puede ser una herramienta útil para eliminar el exceso de material senescente, debido a la rapidez de su aplicación y bajo costo. En la ley nacional 26.562 se establece el modo en que deben realizarse las quemas. Y el primer requisito para poder aplicar esta práctica es que hay que elaborar previamente un “Plan de Quemas”.

En este plan se detallan claramente los siguientes aspectos: la identificación y ubicación del lote, los objetivos de la quema, cantidad de combustible existente por tipo, aviso fehaciente a referentes cercanos (Bomberos, policía) y a los vecinos, los trabajos sobre el lote a quemar (cortafuegos perimetrales, sectorización del lote, retiro previo de leña gruesa), fecha y hora previstas de la operación, y la duración estimada de la quema. Ese Plan debe ser enviado con no menos de 45 días de antelación a la Dirección de Bosque y Fauna de la Provincia, que es la autoridad de aplicación en nuestra provincia; y en consecuencia es el organismo encargado de otorgar o denegar los permisos de ejecución de Planes.

Cuando el objetivo es solo la eliminación de biomasa seca y muerta, no es necesario emplear fuegos de alta intensidad que pueden ser peligrosos de manejar por los potenciales escapes. Un fuego de baja intensidad (llamas de hasta un metro de altura), puede conseguirse eligiendo condiciones meteorológicas adecuadas para una moderada propagación del mismo. Esta condición se logra con temperatura del aire no mayor a 20 ºC, Velocidad del viento entre 12-20 km.h-1, y Humedad relativa del aire entre 40-60 %.  

La temporada de fuego en la región chaqueña está asociada directamente con el patrón climático: comienza en junio - julio, luego que las primeras heladas ‘fuertes’ acondicionan el combustible – particularmente el herbáceo- y finaliza con las primeras lluvias importantes que ocurren durante octubre – noviembre y que generan el aumento la humedad relativa del aire y la producción de nuevo tejido vegetal.

El fuego ‘crea’ forraje y áreas aptas para la ganadería, al facilitar el acceso y el tránsito de personas y animales. Pero el fuego debe aplicarse sabiamente, elaborando un plan de quemas con objetivos y técnicas específicas, evitándose los extremos más peligrosos de la prescripción, y trabajando con normas de seguridad necesarias. Con el fin de evitar multas solicitaron informarse en las agencias del INTA de todo el territorio provincial.  

FUENTE: Facebook INTA Estación Experimental Quimilí.-

Deportes

Campo

Comunidad

Sabe más

Tapas de diarios

Ediciones impresas

tapa ediciones

Cotización Dolar